ILUSTRACIÓN EN COLABORACIÓN CON JAUME MARCO

Minimizán

Intro

Con la que estaba cayendo, arrancar en 2009 representaba un gran salto de fe. Quizá no era el mejor momento pero, sin duda, era nuestro momento. Ese mismo año, entre intenciones y casualidades, nacía Minimizán.

Desde entonces, hemos aprendido a detectar las nuevas necesidades del entorno; hemos asimilado que diseñar y dirigir una empresa son cosas bien distintas y hemos cogido soltura para avanzar con determinación. También hemos confirmado que no basta con ‘pilotar’ y que es vital involucrarse para resolver cualquier proyecto, sea pequeño, mediano o grande.

Qué decir en este ámbito que no se haya dicho ya… que si «nos adaptamos a tus necesidades»… que si «hacemos de tu proyecto nuestro proyecto»… que si «hacemos despegar tu negocio»… que si «nuestra dilatada experiencia»… En fin, enunciados que seguramente habrás escuchado antes.

Nosotros lo resumimos en una única misión, aplicable a proyectos digitales o impresos: Dinos qué necesitas, y nosotros –tras haberlo desmenuzado, orientado, repensado, solucionado y dispuesto–, te ofrecemos el cómo en forma de resultado eficaz. Siempre rodeándolo de cercanía y sentido común.

Nuestros clientes/as favoritos son los que se muestran conscientes y receptivos. Personas, en definitiva, que estén dispuestas a ir de frente para compartir con nosotros la emoción de construir un proyecto.

Minimizanes

Amaya Oyón y Sergio Navarro

A Minimizán llegamos ya formados, cada uno en lo suyo, y nos trajimos la experiencia que habíamos adquirido en otras empresas. Fue al juntarnos cuando pudimos unir nuestras mentes complementarias. Una complicidad profesional que hemos ido nutriendo a lo largo del tiempo y que se ve reflejada en nuestros trabajos atentamente sincronizados y dirigidos. Los dos entendemos Minimizán como un vehículo honesto para llevar nuestras competencias a los clientes y al mercado.

retrado de Amaya

Amaya Oyón

Creativa, psicológica, instintiva, ácida y metódica.

Recuerdo con nitidez la primera vez que me hablaron del lenguaje visual. Ya no pude considerar otras opciones. Pronto comprendí que mi sitio estaba en la UPV para especializarme en Diseño Gráfico. En el año 2000, me licencié.

Tras Bilbao, llegó Vitoria, Logroño y Madrid. Itinerarios académicos, trabajos en distintas agencias… Todo hasta llegar a 2009, momento en el que fundamos Minimizán tras varios años fantaseándolo. Minimizán es el punto de convergencia de todas mis líneas.

Disfruto con la minuciosidad, las tormentas de ideas, las ocurrencias, la avifauna y las enumeraciones. Defiendo mi profesión con la garra que se merece. El lenguaje visual funciona como un idioma, la ventaja está en saber distinguir quien lo habla de quien solo lo balbucea.

AL FRENTE DE:  DPTO. CREATIVO + COMUNICACIÓN VISUAL + COPY

retrato de Sergio

Sergio Navarro

Técnico, terrenal, lógico, alcalino y metódico.

Todo comenzó en los 80, con un libro titulado «Superordenador» en cuyo lomo rojizo se leía «Elige tu propia aventura». Y parece ser que la elegí. Aquellas páginas abrieron mi fascinación por el lenguaje y el funcionamiento de las computadoras. Hoy soy Técnico Superior en Desarrollo de Aplicaciones Web.

Minimizán significa la aplicación directa de mis experiencias y conocimientos. También es el lugar donde más disfruto cuando compruebo que todo funciona correctamente, sin fisuras.

Amante de la pulcritud en las líneas de código, del río en piragua, de la geometría y de los gifs animados. Dicen que soy un programador sensible porque, entre otras cosas, puedo distinguir la Arial de la Helvetica.

AL FRENTE DE:  DPTO. PROGRAMACIÓN + POSICIONAMIENTO WEB + SOPORTE

Nuestra suma

Ante un proyecto, cada uno nos encargamos de la parte que nos corresponde según nuestra especialidad. Sin embargo, nada está tan individualizado como parece. Durante el proceso constructivo existen muchos puntos donde la puesta en común es decisiva, empezando por la organización y el enfoque global del proyecto.

El conocimiento del medio, el vínculo entre departamentos y las decisiones conjuntas son las que dibujan cualquier planificación. Este plan, a su vez, lo supeditamos a una metodología propia que hemos desarrollado a base de analizar experiencias reales. Se trata de integrar un sistema útil para que la línea de creación del proyecto no se desvíe y podamos manejarla de forma lógica y productiva.

Nuestro punto fuerte es hacer que todas las partes indispensables para llevar un proyecto a buen puerto estén interconectadas y gocen de buen entendimiento. Pero nada de esto sucede sin ti, nuestro cliente.

EN CONJUNTO:  PLANIFICACIÓN, GESTIÓN Y DIRECCIÓN DE PROYECTOS ONLINE Y OFFLINE

El presente es colaborativo

Somos conscientes de lo enriquecedores que son los proyectos colaborativos, por eso confiamos en otros profesionales con los que trabajamos puntualmente para resolver tareas específicas. Una fórmula que nos permite compartir retos y sabiduría.

Suena bien, pero ¿cómo repercute todo esto en ti?

#1  Aprovecharás mejor el tiempo con un equipo consolidado que lleva entendiéndose más de 10 años.

#4  Es muy, pero que muy, difícil que dilatemos las fechas acordadas o nos retrasemos en alguna entrega.

#2  Contarás con un trabajo coordinado y global porque cubrimos todas las fases que integran un proyecto.

#5  Cada encargo es único, por eso identificamos sus peculiaridades y trabajamos entorno a ellas.

#3  Aquí no existen puntos ciegos entre departamentos. Nuestro ‘codo con codo’ es estrictamente literal.

#6  Presenciarás cómo esa idea inicial difuminada se transforma en un proyecto real y compacto.

¿Cómo repercute todo esto en ti?

#1  Aprovecharás mejor el tiempo con un equipo consolidado que lleva entendiéndose más de 10 años.

#3 Aquí no existen puntos ciegos entre departamentos. Nuestro ‘codo con codo’ es estrictamente literal.

#5 Cada encargo es único, por eso identificamos sus peculiaridades y trabajamos entorno a ellas.

#2  Contarás con un trabajo coordinado y global porque cubrimos todas las fases que integran un proyecto.

#4 Es muy, pero que muy, difícil que dilatemos las fechas acordadas o nos retrasemos en alguna entrega.

#6 Presenciarás cómo esa idea inicial difuminada se transforma en un proyecto real y compacto.